Saltar al contenido

Cartas Duras y Cartas Blandas en el BlackJack

como jugar 21 blackjack

El BlackJack es uno de los juegos de cartas más famosos, y como bien se sabe la numeración de sus barajas va desde el As que vale 1 punto hasta cartas cuya denominación es de 11 puntos. En este sentido, todas las cartas numéricas del 2 al 10 mantienen el valor que indican, las figuras por su parte conocidas como J, Q y K poseen un valor de 10 puntos y el As puede variar su valor entre 1 o 11 puntos depende de la estrategia del jugador. 

El hecho de que el As pueda tomar dos valores es sencillamente lo que hace que las manos del BlackJack se clasifiquen en blandas o duras, puesto que cada vez que se reciban dos cartas y entre ellas exista un As, automáticamente esta mano se define como una mano suave y de no existir un As en mano, la definición correcta es la de mano dura. A continuación explicaremos más a fondo cada una de estas situaciones.

¿Qué son las manos duras?

Las manos duras en BlackJack hacen referencia a toda combinación en mano de barajas donde no exista un As. Por tanto hablamos de manos duras en casos como los siguientes: Si el jugador posee un 10 y un 2 (es un 12 doce duro), si el jugador tiene un 7 y un 3 (hablamos de un 10 duro) y si posee un 10 y un 6 (la sumatoria es un 16 duro).

Otra forma de poder definir o darle significado a las manos duras es que por lo general, estas hacen referencia a una mano donde existen altas posibilidades de que al solicitarse una carta adicional se supere el número 21 y por tanto el jugador sea derrotado. No obstante, hay claras excepciones a esta regla porque de darse la oportunidad que el jugador posea en su mano una carta número 3 y una carta número 2, allí se estaría hablando de un 5 duro, que aunque técnicamente sea duro al no poseer un As, el riesgo de pasarse de 21 puntos es mínimo.

Ejemplos de cartas duras

18-duro
10 + 8 = 18 duro, sin As entre las cartas.

Para comprender mejor el concepto de manos duras, vamos a explicarlo detenidamente con el siguiente ejemplo de una mano dura: Si se tienen en mano una carta número 10 y una carta numero 8 el resultado de esta suma nos da un 18 duro. Con este tipo de manos se debe ser cauteloso, porque es muy posible que al pedir otra carta el jugador se termine pasando y por tanto perdiendo. Sin embargo, muchos jugadores prefieren asumir el riesgo e ir detrás de los 3 puntos faltantes para lograr los 21 puntos.

¿Qué son las manos blandas?

Las manos blandas también son denominadas como manos suaves y estas se caracterizan por estar compuestas por una carta denominada por un número y un as. En este sentido las siguientes manos son consideradas como suaves: Un as más un 2 (forman un 13 suave), un as y un 3 (forman un 14 suave), un as y un cuatro (suman un 15 blando), un y un 5 (cuentan cómo un 16 suave) o un as y un 6 (hacen un 17 blando).

Además una mano suave también es caracterizada porque su sumatoria casi siempre es lejana a los 21 puntos y por tanto se corre poco riesgo al pedir otra carta. En tal sentido si en la repartición inicial el jugador se hace dueño de una mano blanda la mejor opción que posee es pedir otra carta, y así acercarse más a la victoria. Destacando que el as puede tomar el valor tanto de uno como de 11 puntos. Y que es deber del crupier recordarle al jugador que ese valor de las es determinado a su conveniencia  

cartas-21-blackjack-gratis-online-explicación

Por tanto, en cuanto a la estrategia a jugar con las manos blandas se destaca que aparte de las manos blandas ejemplificadas al inicio, no quedan muchas opciones, siendo estas las únicas. No obstante si el jugador recibe dos ases, esta mano se conoce como un 12 suave al tomarse automáticamente un as con el valor de un punto y otro as con un valor de once puntos, aunque en la mayoría de los casos si el jugador recibe dos ases este opta por dividir su mano.

En otro sentido, también puede darse que el jugador tenga un As más una carta número 8, o un As y una carta número 9, estas manos son denominadas suaves, aunque en realidad se encuentran muy cerca de los 21 puntos. Ya que, un as más ocho puntos cuenta como un 19 blando y un as más un 9 cuenta como un 20 blando.

Seguidamente, en todas las ocasiones en que el crupier al momento de la repartición de las dos cartas iniciales, le dé al jugador una carta con un valor numérico entre el 2 y el 9, y su segunda carta sea un As automáticamente esta es una mano blanda. Recordado que el valor de ese As lo otorga el jugador de acuerdo a su estrategia. Y de darse el caso que se reciba de manos de crupier una J, Q, K o un 10 aunado a un as, se ha conseguido un Blackjack desde el inicio.

Y para finalizar se debe destacar que una mano inicialmente puede considerarse como blanda pero en el transcurso de la jugada con la recepción de nuevas cartas  puede convertirse en dura. Además, de que si una vez se recibe una carta de As el jugador puede mantenerlo con un valor de 11 se denominará como mano suave, pero de no ser así y pasa a valer uno se convierte en mano dura.

Ejemplos de cartas blandas

Algunos ejemplos de manos blandas son los siguientes: Si el jugador posee en mano una carta de As y un numero 7 dicha sumatoria nos dan bien sea 18 puntos con el valor del as en 11, o 8 puntos si se toma al as con el valor de 1. Así, el jugador puede indicar que tiene en mano bien sea un 18 suave o un 8 duro. Es decir se hablará siempre de una mano blanda cuando el valor de las sea de 11 punto, y en caso contrario se tratará como mano dura cuando el valor del as es tomado en cuenta como uno.

18-blando
As + 7 = 18 Blando, el valor de esta cara puede ser 18 u 8.
18-blando
As + 7 = 18 Blando, pero As + 7 + 4 = 12 duro, el valor del As en este caso solo puede ser de 1
20 blando
As + 7 + 2 = 20 Blando, Esta mano puede tener los siguientes valores: 20 u 10.

Como jugar manos duras en Blackjack

Cuando se trata de crear estrategias para jugar blackjack sacando provecho a las manos, bien sea duras o blandas, estas son muy similares entre jugadores. Por lo general, lo primero que se debe hacer es conocer muy bien el encuadre del juego, las reglas del mismo, las posibilidades que se tienen y como ocurre el desarrollo natural del jugo. No obstante, algunas de las acotaciones que jugadores experimentados realizan y sugieren seguir o tomar en cuenta cuando se juega blackjack con manos duras son las siguientes.

La primera táctica que se recomienda a los jugadores cuando poseen una mano dura es la de inferir que el crupier tiene como carta oculta un 10. Dicho de otra forma se le debe sumar un total de 10 puntos a la carta destapada del crupier para de este modo poseer un estimado de la sumatoria real de este en su primera mano.

Por ende, si la carta destapada del crupier es un 8, para el jugador el crupier posee en su primera mano un 18 (ya que a ese 8 inicial se le suman 10 puntos). Y de este modo, el jugador deberá actuar en conformidad a superar ese número que aparentemente posee el crupier, claro está sin superar los 21 puntos y así quedarse con la victoria. 

Jugando blackjack de este modo con manos duras el jugador debe tener claro que su suma de cartas debe estar por encima de los 17 puntos, para así, tener más opciones de ganar. Considerándose que de poseer manos duras que sean mayores de los 17 puntos la estrategia más sensata es la de plantarse, ya que, las probabilidades de pasarse son muy grandes y esto se debe evitar a como dé lugar.

Mientras que si con la primer carta destapada el crupier solo suma 6 puntos o menos de ello, aquí el jugador deberá de tomar una alternativa distinta considerando el puntaje de su mano dura y las posibilidades de ganar; a veces quedando como última alternativa la de plantarse y solo esperar que el crupier termine superando los 21 puntos.

Y como último consejo o recomendación a la hora de jugar blackjack con manos duras, te diremos que no hay que dudar en pedir una carta adicional si se poseen manos de 14, q5 o 16 puntos duras. De todos modos si en esa mano no existe la opción de rendirse tarde, pedir una carta adicional se convierte en una opción esperanzadora.

Claro está, en situaciones especiales el jugador puede sentir que lo mejor es plantarse y ser prudente, sobre todo si las sumatorias duras son elevadas. No obstante, recuerda que aunque a veces parezca un suicidio pedir una carta en momentos difíciles puede conseguirle la victoria.

Como jugar manos blandas en Blackjack

Del mismo modo como con las manos duras ocurre con las manos blandas, y es que la estrategia que use el jugador va verse muy influida por los conocimientos básicos del juego y la experiencia que este tenga. Por lo general, las manos suaves son las mejores aliadas que un jugado de blackjack pueda encontrarse ya que ofrecen una gama de posibilidades más amplias y permite al jugador ser más libre y dinámico en su turno. 

jugar blackjack gratis

Puede darse el caso en que el crupier tenga en su carta descubierta números como 4, 5 o 6, aquí el jugador puede inferir automáticamente que el crupier se encuentra en una situación difícil y si a esto se le suma que el jugador posee una mano suave, este último tiene la ventaja para quedarse con la victoria.

Y esto se debe a que no existe un riesgo elevado a que el jugador se pase de los 21 puntos y al contrario hay grandes posibilidades que de su mano vaya mejorando mientras pide más cartas. Recordando que la opción de doblar es una de las más utilizadas por los amantes del blackjack cuando son dueños de una mano suave o blanda.

Es muy recomendable que el jugador utilice técnicas como el conteo a la hora de jugar con manos suaves, ya que así, conocerá de mejor manera el puntaje que realmente necesita para vencer al crupier. Y por último, el jugador debe ir perdiéndole el miedo a doblar, ya que por lo general muchos lo hacen solo cuando poseen en mano un 11 duro. No obstante, doblar cuando se tiene altas posibilidades de ganar sobretodo jugando con manos blandas es una de las técnicas que mejores resultados puede dar.

Dobla con un 12 Duro

El doce duro es una de las manos a las que más cuidado y atención se le debe prestar sobre todo cuando se está en juego cantidades muy altas de dinero. Esta mano es denominada como una de las manos más difíciles y problemáticas dentro de todo el blackjack, debido a que inunda al jugador en la incertidumbre si lo mejor que puede hacer es plantarse o pedir otra carta. Algunos jugadores expertos en el arte de contar han determinado que doblar cuando se posee en mano un 12 duro es una opción que puede terminar por favorecer al jugador. 

En este sentido, doblar con una mano dura de 12 puntos se ha hecho tan difícil de hacer pero a su vez tan famoso, que es considerada al día de hoy como una de las jugadas más audaces, atrevidas y profesionales en el mundo del blackjack.  Así que si el jugador toma esta decisión debe tener muy en cuenta que puede desencadenar una serie de eventos como que el crupier se dé cuenta de la jugada que está por hacer y este de algún modo u otro termine por delatar la jugada con los supervisores del casino.

Esto se ha propagado tanto que en algunos establecimientos se ha optado porque el crupier debe decir sin temor alguno una vez sospeche o esté seguro de este movimiento ¡Se dobla un 12 duro! Siendo desde ese momento el jugador que dobla con 12 duro considerado como un experto y convirtiéndose en el centro de atención de todo el juego, ya que, todos comenzarán a evaluar cada uno de sus movimientos.

mesa-de-blackjack

El Crupier y un 17 Suave

Por otro lado, otra jugada que debe tomarse en cuenta es cuando el crupier posea un 17 suave, pues esta sumatoria de puntos incrementa considerablemente la ventaja del crupier sobre los jugadores. Tanto así que ya algunos casinos han creado la regla de obligar a que el crupier deba pedir otra carta apenas sepa que tiene un 17 suave en mano. Esta norma ha sido bien acogida en América y se ha extendido por muchos casinos a lo largo del mundo.

Todo el misterio que envuelve el 17 suave del crupier radica en que en estas situaciones efectivamente la casa posee una posición muy cómoda en relación con la de los jugadores. Y de hecho se ha considerado que cada vez que se le dice al crupier que debe pedir una carta con un 17 suave en mano, se está otorgando la casa a sí misma una brecha para vencer a los demás jugadores, mejorar su mano y conseguir un blackjack.

Debido a todo esto, es recomendable en la mayoría de los casos jugar blackjack en lugares o casinos donde exista la regla implícita de que todos, incluido el crupier se deban plantar con 17 puntos en mano, lo que representa un escenario con más equidad entre la casa y el jugador. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.