Saltar al contenido

Jugar Blackjack Europeo Gratis Online

La versión europea del Blackjack es una de las más antiguas y de las más jugadas en los casinos del mundo, se caracteriza por ser más tradicional, conservadora y acomedida del juego en comparación con otras versiones como la Americana o la Super 21. Como es de suponerse tiene su origen en Europa y se juega con ocho mazos diferentes de cartas que son mezcladas justamente después de terminarse cada ronda, siendo esto uno de los retos más grandes de esta versión para los jugadores que les encanta llevar el conteo de las barajas. ¿Quieres aprender a jugar al Blackjack Europeo? ¡Empieza Ahora!

¿Qué es el Blackjack Europeo? Definición

El blackjack europeo es una versión del Blackjack original que se caracteriza por diversas razones y aunque posee ciertas similitudes con el blackjack americano también posee una serie de diferencias. Una de ellas es que el jugo europeo no brinda la posibilidad a los jugadores de dar un vistazo o ver las cartas, lo cual para muchos puede parecer descabellado, arriesgado y hasta enigmático.

De esta forma, es común que en el blackjack europeo tampoco exista la posibilidad de dividir, aunque esto queda a consideración de los jugadores o de la casa donde se encuentren jugando. Sin embargo, una regla universal es que no se permite dividir ciertas cartas como los cuatro, los cinco y los diez. Destacando que esta regla se ha implantado con el objetivo de que los jugadores adictos al conteo realicen trampas para obtener la victoria y del mismo modo permite no sacar tanta ventaja al crupier.

Seguidamente, una de las características o diferencias más significativas que tiene el blackjack europeo es que en esta versión del juego el crupier o la casa no tiene la opción de ver la carta que se encuentra boca abajo, sino hasta que todos los jugadores hayan realizados sus respectivas jugadas. Al contrario a la versión americana del blackjack donde el crupier tiene permitido observar dicha carta y estudiar la posibilidad de obtener los mágicos 21 puntos. En este orden de ideas, es bien sabido que en el blackjack europeo el crupier debe pedir una carta cuando posee 17 puntos blandos en su mano.

Por otro lado, en el blackjack europeo también se pueden realizar una serie de acciones para darle más fluidez y emoción al juego e inclusive para ganar más dinero. Entre ellas destacan que todos los jugadores tienen la posibilidad de doblar la suma de su apuesta si el número total que llevan en mano es de 9 u 11 puntos. No obstante, es una opción arriesgada cuando el jugador está próximo a plantarse

En el caso de dividir, como mencionamos anteriormente en muchos lugares esta opción se encuentra excluida para la versión europea, sin embargo, cuando se permite solo es posible si el jugador posee dos cartas que comparten el mismo valor y en este sentido el jugador separa su mano en dos diferentes, con apuestas totalmente independientes. También es importante mencionar que para los ases es posible dividirse hasta dos veces en tres manos distintas, y si se decide separarlos el jugador debe tener la certeza de que se hará tan solo una vez por cada mano y que ello implica que deberá recibir una carta adicional cada vez que decida separar la mano.

Y por último, es común que la opción de rendirse tarde o la de seguro no existan en el blackjack europeo, sin embargo, esto queda a criterio de la casa o casino ya que pueden incluirse sin ningún inconveniente. De este modo, si estas opciones entran en juego y el jugador decide rendirse este automáticamente se queda con la mitad de la suma de la apuesta realizada en el inicio y así no pierde todo lo apostado. Siendo válida esta opción solo en aquellas ocasiones en las que el crupier no posee un as en su mano. Y en el caso del seguro, el jugador que opte por esta estrategia mientras el crupier obtenga un blackjack, recibirá un pago en relación 2 a 1

Objetivo del Juego

Las diferencias entre el blackjack europeo y las otras versiones del juego como el americano se visualizan en el transcurso de las jugadas, en su método, estrategia y posibilidad de opciones. Sin embargo, cuando del objetivo del juego se trata no existe una diferencia significante, ya que, la finalidad de esta versión al igual que las otras es obtener un blackjack o una mano con 21 puntos para poder ganar la apuesta inicial. O en su defecto poseer una mejor mano en comparación con la del crupier, es decir, más cercana a los 21 puntos sin pasarse.

Reglas del Blackjack Europeo

En el blackjack europeo se utilizan por lo general dos barajas de cartas comunes y el inicio del juego se denota cuando ya a todos los jugadores se le han repartidos su dos cartas boca arriba. Recordando que el crupier también toma dos cartas estando una de ellas descubierta o boca arriba y la otra de ellas tapada o boca abajo. De ser un as la carta destapada del crupier, de una vez los jugadores pueden optar por apostar seguro previniendo de este modo que el crupier los derrote al conseguir un blackjack con la carta que posee tapada. Esta apuesta seguro salva la mitad del monto apostado en el inicio del juego y se define al final de la ronda.

Una vez todos los jugadores hayan decidido o no apostar seguro y hayan realizado sus movimientos uno por uno, el juego sigue su rumbo. Así mismo, los jugadores tienen la opción de doblar solo con manos cuyos valores duros sean de 9, 10 u 11 puntos. En el caso de dividir solo es posible si las cartas son pares, exceptuando a dos cartas con valor distinto y que la suma de 10 puntos, destacando que se permite dividir ases y pedir cartas independientes a ambas manos con los ases separados. Aunado a que no existe la posibilidad de doblar una vez se haya decidido dividir. Y la opción de rendirse tarde casi siempre no existe en esta versión del blackjack.

Reglas del Croupier en el Blackjack Europeo

En cuanto a las reglas del crupier en la versión europea del blackjack destacan las siguientes. Este deberá plantarse una vez posea en mano 17 puntos bien sea duro o blando. Además de que al crupier solo se le dotará de una carta visible al inicio de cada juego y si dicha carta destapada del crupier es un as, es deber del crupier darles la opción a los jugadores de apostar seguro, llegando la resolución de esta apuesta solo una vez la mano se dé por terminada. Ya que solo hasta este momento el crupier puede develar el valor de su segunda carta.

Al llegar este momento, si el jugador sobrepasa los 21 puntos, el crupier ya no deberá pedir cartas adicionales, solo si el jugador ha optado por apostar seguro. Y de ser así, entonces el crupier pedirá una carta más con la esperanza de obtener un blackjack de forma natural, de obtenerlo el jugador cobrará solo lo apostado con el seguro.

Estrategia del Blackjack Europeo

Aunque el blackjack europeo posea menos opciones y movimientos que otras versiones como el americano o el súper 21, la estrategia para esta versión del blackjack, es básicamente conservar la calma y mantener los sentidos alerta para detectar cualquier movimiento que pueda dejarte sin el dinero apostado. Quizás el detalle de más cuidar en el blackjack europeo surge cuando el crupier ha obtenido un as en su carta destapada y surge la opción de apostar seguro o no hacerlo, allí el jugador debe hacerse de intuición y buscar entre las alternativas posibles la victoria.

¿Cómo se juega al Blackjack Europeo?

Básicamente la forma de juego del blackjack europeo es igual a la del blackjack americano, de no ser porque en esta versión en específico al inicio de la partida cuando el crupier reparte las cartas, este se queda solo con una y no es sino hasta que todos los jugadores presentes hayas realizado sus respectivos movimientos que el crupier toma la segunda carta. A esta regla se le conoce comúnmente como ENHC (European No Hole Card) o traducido al español “Europeo no tiene carta tapada” por tanto esta versión del blackjack es más común en su lugar de origen es decir Europa y Asia, y es menos frecuente en América.

De este modo, como el crupier toma solo una carta al inicio de la partida. Los jugadores se ven obligados a realizar todos sus movimientos con la duda de que si el crupier obtendrá un blackjack o los deseados 21 puntos cuando se haga de su segunda carta. Así, si el crupier efectivamente logra obtener un blackjack con su segunda carta, todos aquellos jugadores que no hayan alcanzado los 21 puntos automáticamente son derrotados y por tanto pierden todas sus apuestas realizadas al inicio de la partida. Salvándose de perder las apuestas solo aquellos jugadores que también tengan un Blackjack en mano, los cuales según las reglas empatan con el crupier.

Cuando se juega blackjack europeo y con su primera carta el crupier obtiene un As, en ese justo momento todos los jugadores deben decidir si apuestan seguro o realizan otro movimiento dentro de su repertorio de posibilidades. Estas apuestas seguro como mencionamos anteriormente equivales a la mitad de la cantidad que se apostó al inició de la partida y son cobradas una vez el crupier saque su segunda carta y se verifique si logró o no un Blackjack.

¿Cómo se pagan las apuestas en el Blackjack Europeo?

Por lo general en el blackjack europeo las apuestas se cancelan en proporción de 3 a 2, con la excepción de que el crupier y el jugador hayan obtenido la misma cantidad de puntos y se considere un empate. Por tanto, es muy necesario para cancelar las apuestas hacer conteo de los puntos en mano de cada jugador y del crupier, quedando por entendido que si el jugador supera al crupier en la meta por alcanzar los 21 puntos este gana y si es el crupier quien está más cerca de los 21 puntos, entonces el jugador debe admitir su derrota.

En caso tal que el jugador gane cobra su apuesta, y si empata el jugador no cobra nada pero recupera la cantidad que se apostó al inicio del juego. Así mismo, la relación de pagos es la misma para las apuestas bien sea iniciales, seguras, dobles o las realizadas luego de dividir. Donde sí se ha apostado una unidad los escenarios de cobro o relaciones de cobro pueden ser los siguientes:

  • Si el jugador obtiene los 21 puntos o blackjack y el crupier por su parte no lo ha logrado, el jugador cobra en relación de 3 a 2.
  • Si el jugador se aproxima más a los 21 puntos pero sin tener 21 puntos exactos, y el crupier posee una cantidad más alejada de los 21; se sobra en relación 1 a 1.
  • Si existe un empate, es decir, que tanto el crupier como el jugador obtienen la misma cantidad de puntos, solo se recupera la cantidad que se apostó.
  • Y en el caso de las apuestas aseguradas están se cobran en relación de 1 a 1, o si existe un empate se recupera solo lo apostado.

Casinos donde puedes jugar

El blackjack en todas sus versiones incluida la versión europea está al alcance de todos los jugadores en una diversa cantidad de páginas a través de internet en los famosos casinos online y por supuesto en los casinos físicos. La ventaja de los casinos online es que el jugador puede pasar horas de entretenimiento con este grandioso y adictivo juego sin salir de su casa, con total comodidad. Además que aquí los jugadores pueden optar por jugar bien sea en una sola mesa o en modo multijugador donde varios participantes se pueden unir a la mesa y compartir una increíble ronda en busca de los mágicos 21 puntos. Si quieres jugar blackjack americano y no sabes dónde hacerlo a continuación te indicaremos donde puedes hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.